Médicina Estética sin cirugía

Envejecimiento cutáneo

Se trata de un deterioro de todas las capas de la piel como consecuencia de la acción del tiempo, y el agravante de exposiciones prolongadas al sol durante años. Esto se manifiesta con pérdida del brillo natural, asperezas, deshidratación, arrugas superficiales que pueden llegar a ser profundas, surcos muy marcados, manchas de distinta índole, arañitas, descenso de los tejidos superficiales, pérdida de los contornos faciales y corporales, flacidez, y otras alteraciones que deslucen la belleza al alterar los rasgos juveniles. Si bien no es posible conseguir la eterna juventud, sí es cada vez más fácil recuperar la vitalidad celular y corregir en parte las alteraciones más visibles que deslucen el aspecto jovial que deseamos conservar.

Rejuvenecimiento cutáneo, significa contrarrestar el deterioro provocado por el tiempo y el sol. Revitalizar las células, estimular la producción de nuevas fibras y otras proteínas que permitan darle al tejido mayor consistencia, turgencia, brillo y elasticidad. Recuperar la acción hidratante y mantenerla.

Tratamiento del Envejecimiento cutáneo


Hay muchas opciones para lograr el rejuvenecimiento. Depende de cuáles sean las manifestaciones podemos aplicar peeling, mesoterapia, plasma rico en plaquetas, radiofrecuencia, ultrasonido, toxina botulínica, rellenos o implantes dérmicos, hilos de sustentación y otros. En cada caso habrá que optar por una combinación de métodos –la más apropiada- eligiendo los que mejor se adapten a la problemática y las características propias de cada paciente.